Este portal se ha creado con la finalidad de publicar todas las revelaciones que el Eterno Dios nos ha dado sobre sus leyes y pactos que regirán en su nueva visitación que hará en este tiempo a Venezuela y las naciones de la tierra. Este material es solo apto para personas sensibles a la voz del Soberano Dios, para personas humildes y no sabios en su propia opinión. Que el Dios Eterno les permita entender estas grandes verdades fundamentadas en su ley. Toda esta información la estamos publicando en las siguientes páginas web para que usted esté informado y se active en la voluntad del Dios Eterno en el tiempo de su visitación para Venezuela y las naciones.

http://www.atalayavenezuela.blogspot.com, http://www.ministeriosymodelos.blogspot.com

http://www.canticosprofeticosvenezuela.blogspot.com, http://lasleyesdelreino.blogspot.com

http://profeciaparavenezuela.blogspot.com, http://revelacionesprofeticastiemposfinales.blogspot.com/

http://laconquistadelreino.blogspot.com/, http://lanuevajerusalenenvenezuela.blogspot.com/

Atentamente, Atalaya para Venezuela y las naciones, Profeta del Altísimo y servidor suyo José Alexis Moncada

La Revelacion del Misterio de la Ley Del Unico y Eterno Dios

Este material no está completo. Para descargar o imprimir el materal completo en formato Pdf pulse click aqui:
https://docs.google.com/file/d/0B84xnKOMVgEMWHBNTU1kaGt2Skk/edit?usp=sharing


Índice General
Antecedentes                                                                             
B. La ley del Eterno es un misterio que necesita ser revelado  
C. Definición de Ley                                                                  
D Ley General y Ley Específica                                                
E. Clasificación de las leyes del Eterno                                    
F. Formas como se presenta las leyes                                     
G. La ley del Eterno y la sabiduría                                            
H. Estructura de una ley                                                           
I. Reforma y derogación de una ley                                          
J. Como entender la ley del nuevo Pacto                                 
K. Cánticos proféticos relacionados                                         

Propósito de este material
El propósito de este material, es presentar a usted una serie de conocimientos que el Dios Eterno en su infinita misericordia nos ha revelado como profetas suyos que somos; con el propósito de transmitirlo a su pueblo (es nuestro deber hacer llegar este conocimiento a usted), de tal manera que, a partir del estudio de este texto, pueda desarrollar un conocimiento y entendimiento más claro sobre la ley del Altísimo, motivado a la importancia que ésta representa para nuestro Dios Rey y Señor. Todo aquí lo presentamos a la luz de las sagradas escrituras 1 Pedro 4:11, fuente fundamental de toda revelación, sabiduría, ciencia y conocimiento del Soberano Dios Mateo 24:35.

Cuando comenzamos a recibir la revelación de todas estas cosas que escribo para compartirlas con usted hoy, el Señor me habló con estas palabras que marcaron mi corazón y se las doy a conocer para su reflexión: 2 Crónicas 15:3  “Por mucho tiempo ha estado Israel (mi Iglesia) sin el Dios verdadero, sin sacerdote que les enseñase, y sin ley”. Esta palabra refleja la verdadera situación en la que se encuentra en este tiempo toda la Iglesia.

Antecedentes
Cuando hacemos un estudio del antiguo testamento, observamos que los sacerdotes eran responsables de enseñar la Ley del Eterno a su pueblo Levíticos 10:11, Esdras 7:10 y era lo único que debían enseñar en los días de reposo, días festivos Nehemías 8:18, 9:3 y demás días de reunión congregacional Nehemías 8:7-8, 2 Crónicas 17:9. Cuando la Ley del Dios Creador no era enseñada por los sacerdotes Ezequiel 22:26, el pueblo entraba en un estado de adormecimiento espiritual, cautividad y apostasía, pues la ignorancia los llevaba a esta situación 2 Crónicas 34:15,18-21, Isaías 5:13. ¿Cuándo los sacerdotes no enseñaban la ley del Soberano Dios, entonces que era lo que enseñaban? Jeremías 2:8. 

En el nuevo testamento, vemos a los apóstoles, pastores y maestros asumiendo su responsabilidad también, de enseñar la verdadera doctrina del Señor (a la que Pablo llama ley de Cristo) 1 Timoteo 1:3, 2 Tesalonicenses 2:15. Esta ley que fue revelada al Apóstol Pablo, incluía una doctrina explícita e inequívoca (que muchos tuercen hoy 2 Pedro 3:15-16) y tenía que ser enseñada tal como le fue revelada; por pastores y maestros que estaban bajo su cobertura, así como por aquellos que no lo estaban 1 Timoteo 1:3, 4:16, so pena de ser considerados anatemas Gálatas 1:8-9  ¿cuántas doctrinas y evangelios diferentes se enseñan hoy? ¿Hoy se enseña la ley de Cristo, o la doctrina que le fue revelada al Apóstol Pablo? ¿La doctrina que usted conoce o enseña es una más de tantas, o es la misma que enseñaba Pablo?

En nuestro tiempo no se enseña las sagradas escrituras como una ley (las leyes utilizan un lenguaje imperativo, de obligatorio cumplimiento y sancionan a aquellos que las quebrantan). Los pastores y maestros de hoy parecen psicólogos, conferencistas de motivación y de autoestima, pues utilizan las sagradas escrituras para dar sugerencias y recomendaciones a la congregación con la finalidad de vivir mejor, para ser más felices, para ser más prósperos, pues se parte del supuesto de que ya somos salvos al haber aceptado al Señor. Cuando se habla del pecado o de lo que no se debe hacer, con suavidad se sugiere o recomienda el cambio, pero está en los feligreses decidir si toman o no las sugerencias dadas por el consejero pastor. Esta es la razón por la cual, son pocas las personas que asisten hoy a una congregación y que han experimentado una transformación o cambio real en sus vidas.

Las sagradas escrituras, hoy no tienen para el pueblo del Eterno Dios, la misma autoridad que tenía para los Israelitas del antiguo pacto, ni la autoridad que tenía para la iglesia primitiva. Satanás a través del espíritu Jezabélico se ha encargado de enceguecer a la Iglesia, torciendo el verdadero valor y significado de las sagradas escrituras, que no es otro que “La Ley del Altísimo”.  En los anexos de este material podrá obtener mayor información sobre los espíritus enviados por Satanás a la iglesia para torcer la Ley del Altísimo.
¿Qué dicen los estudiosos de las escrituras acerca de la ley del Eterno?
                 En este tiempo algunos dicen que la ley del Eterno fue abolida Mateo 5:17 y que la gracia es libertad ¿libertad para pecar? Judas 1:4.
                 Otros dicen, que sólo deben ser guardados los diez mandamientos declarados por el mismo Soberano en el monte Sinaí y algunos otros más Deuteronomio 10:4 ¿con qué fundamento lo dicen?.
                 Hay quienes dicen, que debemos guardar la ley tal como fue dada por el Eterno Dios a Moisés (conocida como Torah) ¿sabía usted, que hoy ni siquiera los mismos judíos la pueden guardar?. Recuerde que el Sacrificio de Jesucristo produce un cambio en esta ley Hebreos 7:12.
                 También algunos enseñan, que solo se debe guardar las enseñanzas dadas por el Señor al apóstol Pablo y por eso la mayor parte de lo que enseñan y sus doctrinas se fundamentan en el nuevo testamento y las cartas Paulinas 1 Coríntios 10:11. Tal parece que a sus Biblias les quitaron el antiguo testamento ¿acaso no era el Antiguo Testamento, el texto que usaba el Apóstol Pablo para enseñar en su tiempo la nueva ley de Cristo? Hechos 26:22, 28:23.
¿Quiénes tienen la razón?, yo creo que ninguno, la verdad solo la conoce el Señor y la está revelando en este tiempo a sus siervos los profetas 2 Pedro 1:19-21. La ley del Único y Verdadero Dios no ha dejado de existir, el mismo Apóstol Pablo enseña que él no estaba sin ley, pues estaba bajo la ley de Cristo 1 Coríntios 9:21, ley que hoy ignoramos completamente (suponga que la ley de Cristo a la que se refería Pablo tiene unos 3000 artículos ¿cuántos artículos de esa ley conoce y cumple usted?). Pero resolvamos de una vez una inquietud planteada anteriormente ¿Por qué la ley del Eterno Dios no ha dejado de existir?. No ha dejado de existir porque nuestro Dios es Rey, y un rey no puede gobernar a un pueblo sin una ley.  El Dios Soberano gobierna con su ley y Satanás gobierna con la anarquía, esto es, con la ausencia de ley y su premisa es “cada uno haga lo que quiera”. Cuando el Apóstol Pablo habla del anticristo, lo califica como el inicuo ¿sabe usted que significa inicuo? hombre sin ley 2 Tesalonicenses 2:8.

La ley del Único Dios es un misterio que necesita ser revelado
Para que el pueblo del Soberano Dios pueda entender este misterio, que actualmente es su ley (realmente es un misterio que el Eterno Dios está revelando en este tiempo Apocalipsis 10:7) y pueda recibir revelación sobre la verdadera y única ley del Verdadero Dios (cada doctrina distinta que se enseña hoy es como una ley diferente), necesita recibir de parte del Espíritu Santo, una unción especial como la que el Altísimo puso sobre el Sacerdote Esdras, siervo entendido en la ley del Dios Sublime Esdras 7:6, 10. Pide al Señor, esta unción en sus oraciones para que pueda entender este misterio. Cuando el Señor ponga sobre usted esta preciosa unción (la unción sacerdotal como la de Esdras), podrá conocer y entender lo que siempre ha ignorado sobre este tema tan importante.

Las verdaderas leyes del reino serán restauradas antes del día de la ira del Eterno sobre las naciones
·       El profeta Isaías profetizó que para los tiempos finales sería restaurada nuevamente la ley del Eterno y hemos recibido revelación que estamos en el tiempo del cumplimiento de esta profecía Isaías 2:2-3.  
·       El Profeta Malaquías recibió revelación sobre el día de la ira del Eterno Dios que vendrá sobre las naciones de la tierra Malaquías 4:1, pero señaló que nuevamente serían restauradas las leyes dadas a Moisés Malaquías 4:4 y que también levantará a su Elías para traer restauración a su pueblo Malaquías 4:5.
·       Los profetas Jeremías, Ezequiel y Amós profetizaron que en tiempos futuros, el Eterno nuevamente levantaría el tabernáculo caído de David en las naciones Jeremías 33:14-18, Ezequiel 37:21-24, Amós 9:8-11  y que ello implicaba entrar otra vez en el orden divino, bajo las leyes eternas, únicas y verdaderas del reino.
·       El profeta Juan recibe revelación que en los últimos tiempos, antes que suene la séptima trompeta, el Eterno levantará dos ministerios que estarán a la altura de Moisés y de Elías Apocalipsis 11:3-6 y que su reino será instaurado en las naciones de la tierra ¿no regirá necesariamente el Altísimo su reino con las leyes que dará a su Moisés? Apocalipsis 11:15, Malaquías 4:1.
Definición de Ley
Para comenzar veamos estas definiciones sobre ley
        Es una Norma de conducta, impuesta por una autoridad competente, bajo amenaza de sanción en caso de desobediencia.
        La ley es una norma jurídica dictada por el legislador, es decir, un precepto establecido por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia. Su incumplimiento trae aparejada una sanción. Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Ley
        Conjunto de principios y normas, expresivos de una idea de justicia y de orden, que regulan las relaciones humanas en toda sociedad y cuya observancia puede ser impuesta de manera coactiva.
En estos conceptos se obtienen cuatro elementos importantes:
        Conducta impuesta (de obligatorio cumplimiento) a las personas a las cuales va dirigida la ley. Estas conductas se pueden dividir en dos: mandamientos u acciones de obligatorio cumplimiento y prohibiciones o acciones no permitidas.
        Esta ley es impuesta por una autoridad, es decir, por una persona o entidad que tiene facultad para legislar (crear y reformar leyes) y tiene autoridad sobre las personas a las cuales dirige su ley.
        La amenaza de sanción cuando no se obedece la ley: toda ley debe tener sanciones, sentencias, castigos o penalizaciones (este es el resultado del juicio), para que las personas a las que se dirige la ley teman a la autoridad y a su ley establecida; de tal manera que no sea quebrantada con facilidad, de lo contrario, esa ley tendría poco o ningún efecto sobre la conducta de las personas, al no ser cumplida.
        El propósito de la ley es alcanzar el orden y la justicia Deuteronomio 6:25, conforme a las ideas y carácter del legislador Salmos119:172. No es igual la justicia de los hombres que la justicia de Dios Filipenses 3:6.
Según los conceptos aquí señalados, la ley (toda ley y aún más la ley del Eterno) tiene por objetivo alcanzar el orden y la justicia en los gobernados, pero la ley de Dios persigue objetivos mucho más amplios y entre ellos la pureza, la santidad Levíticos 11:44, la adoración, la alabanza, la justificación, etc.
La primera ley dada a los hombres
Cuando el Dios Creador formó al hombre y lo constituyó en el Huerto del Edén, no lo dejó a la deriva, para que hiciera lo que él quisiera o se le ocurriera, sino les dejó una ley a Adán y a Eva, ley que tendrían que cumplir con obligatoriedad.
Los elementos de la ley entregada por el Soberano Dios a Adán y a Eva son:
        Funciones u obligaciones: cultivar y guardar el huerto Génesis 2:15, enseñorearse y sojuzgar la tierra. Esto es gobernar, administrar los bienes de la creación de Dios Génesis 2:20.
        Derechos: podían alimentarse de los frutos de los árboles Génesis 2:16.
        Prohibiciones: no comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal Génesis 2:17.
        Sanción o sentencia en caso de incumplimiento: la muerte por quebrantar la prohibición  Génesis 2:17. ¿no fue la muerte consecuencia del pecado? Génesis 3:19.
La ley que el Dios Creador dio a Adán y a Eva, como podemos ver era muy simple, pues ambos eran como niños. Antes de la caída, no se conocía todo lo que conocemos hoy por pecado Génesis 3:22. Sin embargo, ambos quebrantaron la ley del Eterno, quebrantaron su único mandamiento o prohibición al comer del fruto prohibido y les fue declarada sentencia a la serpiente Génesis 3:14-15, a la tierra Génesis 3:17-18, a Adán Génesis 3:17-18 y a Eva Génesis 3:16.
Distintas leyes del Eterno para distintos ámbitos de aplicación
Una ley puede ser creada para ser aplicada o cumplida por una nación, por un estado, por una ciudad, por un grupo de personas organizadas o por una familia. La ley del Eterno también ha pasado por distintas transiciones. Veamos algunos ejemplos.
        La ley familiar dada a Adán y Eva: como se señaló anteriormente era una ley muy elemental porque aún no se conocía el pecado Génesis 3:22.
        La ley familiar dada a Abraham y su descendencia: el Dios Soberano enseñó a Abraham una ley muy completa (la cual guardó con obediencia) y aunque no tenemos documentación explícita de esa ley, las sagradas escrituras enseñan que esta ley estaba conformada por: ordenanzas, mandamientos, estatutos y preceptos Génesis 26:4-5. Esta ley tenía que ser enseñada por Abraham a sus hijos y futuras generaciones, pues era necesario para que el Altísimo cumpliera sus promesas de pacto en él y su descendencia Génesis 18:19. 
        La ley nacional de Israel: A diferencia de la ley familiar que el Dios Creador enseñó a Abraham, la ley que dio para su pueblo Israel era una ley nacional. No es lo mismo legislar para una familia que hacerlo para una nación entera, pues cuando legislas para una nación debes tomar en cuenta todos sus recursos: la tierra, la agricultura, el trabajo, los animales, las familias, las costumbres, las fiestas, etc. La ley que entregó el Sublime Dios a Israel a través de Moisés es tan perfecta  y completa, que ninguna ley creada por los hombres aquí en la tierra la podrá igualar. Esta ley tenía como propósito, lograr que Israel se convirtiera en un reino de sacerdotes y de gente santa, es decir, gente conforme al carácter del Eterno ¿no es maravilloso? Éxodo 19:6. 
        La ley organizacional del Apóstol Pablo: La ley (doctrina) que le reveló el Dios Soberano al apóstol Pablo no era una ley nacional, pues esta sería aplicada en naciones paganas que tenían sus propias leyes creadas por los hombres. Esta ley la podemos clasificar como ley organizacional, es decir, como una ley (doctrina) que debería ser cumplida por grupos organizados en distintos pueblos y ciudades de las naciones gentiles, por esa razón el apóstol Pablo no la llamó ley sino doctrina 2 Tesalonicenses 2:15, 1 Timoteo 1:3. Pero el nombre dado por el apóstol Pablo no le quita el carácter de ley, ni tampoco le quita autoridad sobre nuestras vidas.
¿Quién crea las leyes en las naciones?
En las naciones donde gobiernan los hombres y bajo la voluntad de los hombres, las leyes son creadas por los reyes o gobernantes. Esdras 7:26, Daniel 6:8, también por hombres  expertos o entendidos en las leyes y que asisten a los que ejercen funciones de gobierno Ester 1:13-14,19. Pero muchas de estas leyes persiguen es beneficiar al gobernante de turno y a los que están a su lado Ester 3:8-15  y no al pueblo o a los más débiles que necesitan leyes justas y mucho menos al Dios y Soberano Rey sobre todo reino. En los países donde el poder del estado está divido en tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial, es el poder legislativo o la asamblea de diputados y/o senadores los que están encargados de crear y reformar la mayor parte de las leyes que rigen la nación. 
Isaías 10:1-2   ¡Ay de los que dictan leyes injustas,  y prescriben tiranía, para apartar del juicio a los pobres,  y para quitar el derecho a los afligidos de mi pueblo;  para despojar a las viudas,  y robar a los huérfanos!
Cuando es el Eterno quien gobierna una nación, tal como lo hizo con Israel en los tiempos antiguos (cuando su reino estaba en la tierra), las leyes proceden directamente de Él, pues el mismo Dios Creador ejerce los tres poderes: el Soberano es Rey, Legislador y Juez de la nación Isaías 33:22. Pero ¿Cómo el Eterno da las leyes a su pueblo? Las da por revelación sobrenatural a sus profetas (Éxodo 24:12, Levíticos 26:46,  Zacarías 7:12, 1 Coríntios 14:37).  
Las principales leyes entregadas por el Eterno a su pueblo fueron entregadas a sus profetas y entre ellos a Moisés, David y al Apóstol Pablo, veamos:
·       En el antiguo pacto las leyes eran entregadas por el Eterno a los reyes o gobernantes que eran profetas y a los profetas que ministraban junto a esos reyes gobernantes. Entre ellos tenemos a Moisés, profeta y dirigente de Israel,  a David, rey y profeta de Dios y a los profetas que ministraban al lado de David 2 Crónicas 29:25.
        En el nuevo pacto las leyes fueron entregadas por el Eterno a los Apóstoles y Profetas (el ministerio apostólico corresponde al rey en el antiguo pacto): Los Apóstoles reciben revelación de las leyes del Señor, pero deben operar también bajo la unción profética. Entre ellos tenemos al apóstol Pablo quien inicialmente se movía en el ministerio profético Hechos 13:1 pero luego recibió también el manto apostólico de parte del Señor Romanos 1:1; y sus escritos que hoy de manera errónea le llaman cartas, no son otra cosa que, mandamientos apostólicos o leyes de obligatorio cumplimiento (muchas de ellas son reformas a la Torah) para la iglesia del Altísimo que se levantó entre las naciones gentiles.
 
Ley General y Ley Específica
Decimos que una ley es general cuando en su enunciado establece un principio rector y solo responde a la pregunta ¿Qué hacer? Pero no responde a la pregunta ¿Cómo hacerlo?. Por ejemplo, supongamos que una maestra de primer grado, el primer día de su clase del nuevo año escolar, con el propósito de alcanzar orden y disciplina adecuados en su grupo, les da este mandamiento: “Niños, a partir de hoy todos deben portarse bien”. ¿Será que este mandamiento quedó bien claro a los niños? Pienso que este mandamiento enfatiza más en el resultado a alcanzar, esto es, buena orden y conducta (qué hacer), pero no aclara como se alcanzarán esos resultados (como hacerlo). Toda ley para que sea eficiente en su aplicación, debe aclarar a las personas que se dirige, las conductas aceptables, las conductas prohibidas y los procedimientos a seguir para alcanzar el objetivo o propósito del legislador. En el ejemplo planteado anteriormente, los niños posiblemente van a cometer estos errores:
  • Lanzar basura al suelo
  • Decir palabras vulgares que escuchan a otros niños en la calle y aún a sus padres.
  • Empujar a los otros niños exponiéndolos a peligros
  • Llegar tarde a la clase o faltar a clase
  • No cumplir con las tareas
  • Usar el baño y dejarlo sucio al salir, etc.
¿Por qué van a cometer estos errores?, simplemente porque ellos no entienden por “portarse bien”, lo mismo que entiende su maestra. Lo correcto es que la maestra escriba y explique (especifique) en detalle todas las normas que deberán cumplir los niños para que se logre el objetivo deseado, esto es, “portarse bien”. En el ejemplo planteado “portarse bien” es lo que llamamos ley general y todo el conjunto de normas escritas en detalle y explicadas por la maestra para cumplir la ley general, es lo que llamamos “ley específica”. La ley general es abstracta y la específica es más clara y explícita en todos sus enunciados. La ley general dice a groso modo lo que desea alcanzar el legislador y en la ley específica, el legislador dice claramente cómo alcanzarlo, es decir, la ley específica señala las distintas conductas negativas que se deben evitar y las conductas positivas que deben realizar  aquellos a los cuales se dirige la ley.  
Un ejemplo de una ley general, es el dado por nuestro amado Señor Jesucristo en: Mateo 7:12  "Así que, todo lo que queráis que los hombres hagan por vosotros, así también haced por ellos, porque esto es la Ley y los Profetas”. Con este texto, el Señor resume que el propósito de la ley y los profetas, es el buen trato al prójimo (ley de justicia).